Grupo Parlamentario Interamericano sobre Población y Desarrollo

Tráfico de mujeres y niños(as)

La trata de personas especialmente de mujeres y niñas es una actividad ilícita, violatoria de los derechos humanos de las víctimas, quienes son explotadas en condiciones similares a la esclavitud y a menudo con fines sexuales comerciales. Esta actividad es llevada a cabo alrededor del mundo de manera casi impune, y en muchos casos con penalidades substancialmente menos severas que el tráfico de estupefacientes. Estas personas que son objeto de tráfico suelen encontrarse aisladas de las redes sociales tradicionales y de los servicios gubernamentales, así como de los servicios provistos por la sociedad civil. Esta situación las hace especialmente vulnerables al abuso sexual y físico, principalmente por parte de sus empleadores. En muchos casos, las mismas políticas migratorias impulsadas por los gobiernos son las causantes del problema, forzando a mujeres y niñas víctimas de tráfico a mantenerse en situaciones de clandestinidad. Detrás de la trata de personas, particularmente de mujeres y niñas, subyacen problemáticas socioeconómicas, particularmente pobreza, que les colocan en situación de vulnerabilidad ante la explotación y el abuso de traficantes.
La trata de personas especialmente de mujeres y niñas, amenaza y afecta seriamente al continente americano en su conjunto, y conlleva el potencial de empeorar a menos que se tomen acciones colectivas. Muchas veces dicha trata involucra al mismo tiempo situaciones de tráfico internacional. Si bien los datos disponibles son limitados, existen estimaciones que señalan que, anualmente, unas 35.000 mujeres colombianas son víctimas de la trata de personas1. Algunas ONGs estiman que unos 500.000 niños y niñas brasileñas están involucrados en prostitución. Se calcula que Bahamas, Barbados y Haití son escenarios importantes de esta actividad ilícita, mientras que Costa Rica, Argentina, y Belice, entre otros, son países de origen, tránsito y destino de mujeres y niñas traficadas con fines de explotación sexual comercial.2
El Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, define como “trata de personas” la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra con fines de explotación. El Protocolo señala que tal explotación incluye, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a esta, la servidumbre o la extracción de órganos.3
Resulta importante que los gobiernos de la región sean parte del “Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional”, y hagan esfuerzos por aprobar leyes y políticas nacionales que contribuyan a combatir este flagelo de manera efectiva. Al mismo tiempo, es menester que los países del hemisferio trabajen de manera conjunta en la adopción de medidas que brinden protección a las víctimas del tráfico y hagan frente a esta problemática. 1. Phinney, Alison. El tráfico de mujeres y niños para fines de explotación sexual en las Américas. Una introducción al tráfico en las Américas. OEA-OPS. http://www.oas.org/CIM/Spanish/ProyTrafAlison.htm
2. Departamento de Estado de los Estados Unidos de América. Trafficking in Persons Report. Washington, D.C., 2007.
3. ACNUR, Agencia de las Naciones Unidas para los refugiados, El Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (http://www.acnur.org/biblioteca/pdf/1305.pdf)

Ejes temáticos

Cifra

500.000

es el número estimado de niños y niñas brasileños que estarían involucrados en prostitución.

70.000

personas provenientes de Brasil, la mayoría mujeres, trabajan como prostitutas en otros países sudamericanos y en lugares tan distantes como España y Japón. (Fuente: UNFPA)

El Departamento de Estado de los Estados Unidos calcula que aproximadamente unas 100.000 personas son victimas del tráfico en América Latina y el Caribe. (Fuente: UNFPA)

© GPI / IAPG 2007-2010

Grupo Parlamentario Interamericano sobre Población y Desarrollo (GPI)
www.gparlamentario.org ¦ info@iapg.org
Oficina de enlace en Nueva York:
845 Third Avenue, 6th Fl
New York, NY 10022
Tel +1.646.240.4053
Secretaría Regional:
134A, Ciudad del Saber, Clayton, Panamá
Apartado 0843-02834, República de Panamá
Tel. +507-317-1754/Telefax. +507-317-1387